-

La formación, llena de temas importantes y de interés

Juan Manuel Redondo Abril. Colegio Nª Sª de Guadalupe. Navalmoral de la Mata (Cáceres). Provincia Ibérica

Artículo publicado el 9 de abril

Una semana más nos encontramos en Xaudaró para realizar el III módulo de Nuevos Directivos. El Hermano Antonio y Ángel Prieto, como siempre, pendientes de una estupenda acogida y recibimiento.

JPEG - 93.1 KB
Juanma, Raúl, Rocío, Antonio, Elena, Antonio y Ángel son los participantes de Nuevos Directivos III de la Provincia Ibérica.

Poco a poco íbamos coincidiendo con caras amigas. Felices por el reencuentro y por compartir de nuevo una semana de formación, pero sobre todo, por disfrutar juntos de vivencias, detalles y momentos especiales que dan sentido a esta “pequeña gran familia”, que al final, es lo que más positivamente valoramos.
La formación, llena de temas importantes y de interés; para llevar a cabo una buena gestión económica (H. Alberto Oribe) y laboral (Inés García) de los Centros, así como “otras fuentes de financiación” expuesto con firmeza y un acertado desparpajo por parte de Javier Poveda. Continuamos con el tema de la Habilidades Sociales y conocimos el testimonio de Pep Buetas, laico marista comprometido, que nos contagió con su sencillez y claridad.
Pero….como ya mencioné anteriormente, lo que más nos enriquece de estos encuentros es el trato y convivencia con nuestros compañeros. Desde la complicidad creada entre nosotros, la salida del miércoles por la tarde al Parque Europa, la catedral del singular Don Justo, la visita y cena en Chinchón… hasta la tarde del jueves, en la barbacoa, sorprendiendo a nuestro compañero Álex, acordándonos de su bebé. Agradeciendo a Antonio y Ángel con pequeños detalles su gran labor y dedicación.
Sólo queda dar las gracias por regalarnos estas semanas de formación que nos enriquece tanto a nivel personal como laboral. Gracias a la Comunidad de Xaudaró por su acogida y sencillez. A las cocineras por sus recetas llenas de cariño, a Antonio, Ángel y Chema por estar ahí, siempre pendientes, y a los Maristas, nuestra familia, por esta oportunidad que nos han dado. MUCHAS GRACIAS DE CORAZÓN.