Testimonio de Javier

Personas que viven desde lo marista.

05 Feb, 2019

Testimonios
a.prieto

Recién comenzado el año 2019, y con apenas cuatro días lectivos a los hombros, el fin de semana se presenta ajetreado, este domingo me voy a Madrid al curso de Formación de Función Directiva y hay que dejar preparado todo el material para las sustituciones de mis clases: prepara vídeos explicativos, fotocopias, etc.
Con todo bien atado, me dispongo a vivir una semana intensa. Dos horas en tren y estoy en la Casa Marista. Se trata de la segunda semana de formación, y al llegar a la casa “Xaudaró” no te resulta nada extraño, al revés, se torna todo muy familiar y rápidamente te sientes como en casa. Me voy directo al comedor y ahí comienzas a reencontrarte con compañeros maristas, a los que después de una primera semana muy intensa de compartir y compartir experiencias les sientes ya un poco tuyos. Algunos faltan, y hasta la mañana siguiente no nos veremos todos, pero ya te vas a la cama con una buena disposición de que la semana promete.
Al día siguiente, lunes, comenzamos a tope. Abrazos y besos con los que aún no has podido saludar y cambio de chip, hoy toca hablar de liderazgo y Tony Mayoral y José Manuel Gómez son los brillantes ponentes. Son 8 horas, y para nada se hacen largas, al revés, amenas y llenas de aprendizajes útiles para nuestra función directiva. No puedo dejar de recordar los buenos ratos, a la vez de enriquecedores, del “role playing” de Carla y Manuel con su “Cacharel”, ni el de Charo, Josep Ramón y David con su “protocolo”. ¡Genial!
El segundo día arrancó con otra intensa sesión de ocho horas a cargo de Inmaculada García sobre la gestión de la convivencia y los conflictos en un centro educativo. La preparación de la sesión estuvo al detalle, llena de dinámicas interesantes y divertidas que acabaron con ¡premio! Compartido entre todo el grupo, ¡por supuesto!
Y el miércoles llegó Eladio Díez, descolocando un poco a todos, con muy buenas ideas prácticas sobre la implantación de la interioridad que se están realizando en la Provincia Compostela y poniendo su granito de arena con la aplicación de pequeñas mini experiencias en interioridad.
Y llegó la tarde del miércoles, con la salida a Alcalá de Henares, visita guiada a la Universidad y también a la ciudad. Me pareció espectacular, no la conocía y me encantó. ¡Volvería! Acabamos la velada con un ágape en el “Nino”.
Y ya lo teníamos cuesta abajo, y además se incorporaba el Hermano Andreu para acompañarnos estos dos últimos días después de unas intensas jornadas europeas maristas en “Les Avellanes”. El jueves por la mañana tocaba “el ecónomo”, como dice Ángel, vaya, el del dinero. Javier Poveda, economista que con su claridad absoluta nos dio una visión económica muy real de nuestros colegios, a la vez que nos dio un poco de luz sobre las posibles fuentes de financiación de nuestros colegios. Magistral.
Por la tarde tocaba Feli Reguero, ¡brillante, eléctrica, un torbellino! No es que no quiera ser objetivo porque es la orientadora de mi colegio, creo que mis compañeros también lo vivieron así en su sesión de formación sobre la relación de las familias con el equipo directivo. Feli irradió energía, sentimiento, diversión, pasión, locura…
Por la noche tocaba la fiesta de la sala eclipse, pero antes, Ferran de Maristes Mataró nos emocionó a todos con la historia de su hijo Pau, y la de su lucha con una de esas enfermedades raras que padece. Todo el grupo nos unimos a colaborar con su causa y todos al unísono gritamos “¡Som grocs!¡Somos amarillos!
Ángel se unió a continuación a la fiesta. Todos ya le conocemos, persona omnipresente toda la semana con su cámara de fotos que como colofón de la semana nos había preparado un vídeo resumen muy chulo. ¡Gracias Ángel! Y para acabar ¡cómo no! Micrófono en mano tocaba ¡Karaoke!
Ya el viernes quedaba un último toque formativo, a cargo de Àngel Domingo, que con buenas pinceladas y dinámicas fue introduciendo con gran atino el tema de los derechos de la infancia.
Pero todo llega a su fin, y la mañana expiraba con temas burocráticos, últimos papeles firmados, encuestas de evaluación y todos “volaos” al comedor con ganas de partir de vuelta a casa al reencuentro de nuestras familias.
No puedo acabar este testimonio sin valorar la enriquecedora formación y la brillantez de los ponentes, pero siempre valorando como núcleo y alma principal de la semana a las personas que han compartido conmigo esta formación. Sin ellas esta formación no sería lo mismo, porque son para mí únicas, personas que viven desde lo marista, con un compromiso hacia la institución como yo, que creen en ella, y que miran al futuro con optimismo.
Gracias a todos ellos.
 

Javier Pozo Vicente. Colegio Castilla. Palencia. Prov. Compostela.



Autor foto: 
José María Martín
Pie de foto: 
Participantes de la Provincia de Compostela en la acción formativa de Función directiva II.