Testimonio de Anabel.

Con calidad humana.

05 Jun, 2017

Testimonios
a.prieto

Es final de curso, estamos a tope de trabajo, con los exámenes finales por hacer y también por corregir. Las medias por sacar, la evaluación de final de curso de Delegados de Solidaridad. Tengo que añadir el artículo de la revista del colegio sobre lo que hemos hecho este año para SED, otro artículo para hablar de nuestra agraciada con el premio de redacción de Coca-cola, a la que tenemos que acompañar el jueves a Marina Dor para recogerlo, las cucañas del día de San Marcelino aún sin pensar y son para el viernes… Busca fotos… ¡¡¡¡Socorro!!!!!
¡No pasa nada! ¡Respiro hondo, dos veces, tres veces… y ya está! Poco a poco va saliendo todo y encima va saliendo bien… ¿Tendrá algo que ver mi semana pasada? Seguro que sí.
¿Y qué tiene de especial? Pues que durante una semana, 24 compañeros y yo hemos convivido en Xaudaró recibiendo un curso de Animación de la Educación para la Solidaridad y el Desarrollo y he vuelto muy relajada. Así que cuando me dijo Ángel Prieto que escribiera este testimonio, pues no me agobié como lo hubiera hecho la semana anterior. Otra cosita más que irá saliendo poco a poco (“Despacito”, jeje).
Con todas las cosas que tenemos que hacer en estas fechas, iba un poco reacia, la verdad, pensaba que sería una pérdida de tiempo en un momento poco oportuno del curso; pero ha sido una experiencia muy enriquecedora y que os recomiendo a todos. ¡Qué bien lo hemos pasado!
El grupo ha sido lo mejor, porque, aunque era heterogéneo, hemos encajado perfectamente como piezas de un puzle. Mayores y jóvenes, del norte y del sur, profesores, maestros y educadores… hemos mantenido una complicidad fuera de lo común. Los ponentes estaban encantados. Todos a una. Todos sensibilizados al máximo con la solidaridad y todos participando en todo. Por eso, han salido ideas estupendas que llevar a nuestros claustros.
Me gustaría también destacar la organización. Ha sido impecable. ¡Qué profesionalidad! Tanto Ángel, como Andreu se han portado con nosotros como perfectos anfitriones. Antes de que surgiera un problema ya estaba prevista la solución y una no está acostumbrada a tal nivel de eficacia, sinceramente (¡Gracias, amigos!). Nos han hecho sentir como en casa, incluso mejor, a veces, porque al llegar nos aconsejaron olvidarnos de todo el trabajo por unos días y disfrutar. Y yo lo he seguido al pie de la letra ¡Y cuánto me he reído! Bueno, sobre todo el miércoles, que fuimos a ver una obra de teatro y el jueves, que entre la barbacoa, el karaoke y las copitas… conocimos otras facetas de los compañeros.
Las ponencias fueron de bastante calidad, estoy segura de que todos lo hemos dicho en las encuestas; y los ponentes, profesionales y amenos; pero para mí no ha sido lo más importante. Si me tengo que quedar con algo, es con la calidad humana que había concentrada en ese pequeño grupo. Personas estupendas que espero que la vida me vuelva a poner en el camino: Ángel, María Rosa, Marta, Silvia, Silvia, Mila, Rosario, Luis, Juan Antonio, Javier, Laura, Alonso, Luisa, Lucía, José, Esther, Borja, Anna, Jorge, Blanca, Rubén, Dani, Leire y Andreu. No olvidaré nunca estos días y lo buena gente que sois. Los niños no saben la suerte que tienen de contar con educadores como vosotros. ¡Gracias por ser como sois y hasta siempre!
 

Ana Isabel Romera Arias. Colegio San Juan Bautista. Denia. Prov. Mediterránea.



Autor foto: 
José María Martín
Pie de foto: 
Participantes de la Provincia Mediterránea en la acción formativa de Educación para la Solidaridad y el Desarrollo.