MarCha 2019

El encuentro más internacional celebrado hasta ahora.

30 Sep, 2019

Animación
c.martin

"Este año he vivido el cuarto encuentro Marcha y lo cierto es que es difícil encontrar ya las palabras para definir lo vivido, lo sentido durante estos años con la que ya considero que es familia. Familia de Ibérica, Mediterránea, L'Hermitage, Compostela y Europa Centro-Oeste.
Y es que gestionar la resaca emocional que produce el fin de algo tan increíble tampoco es tarea fácil.
Porque sí, lo que vivimos, cómo lo vivimos, cómo lo compartimos y con quién.... no deja de ser magia. No deja de ser la magia de que Él está presente y nos acompaña.
Ahora que me toca despedirme de verdad, que ya no hay más prórrogas posibles, sólo puedo dar un enorme GRACIAS. A todos y cada uno de los CPA (Comisión Permanente de Animadores) y de los miembros de la CME que tanto nos cuidan, este encuentro sale adelante porque un grupo de jóvenes se "estruja" al máximo para que el encuentro MarCha de cada año sea un sueño hecho realidad. El sueño de unos participantes que se dejan sorprender y de un equipo que intenta siempre cuidar el más mínimo detalle y darle a cada cosa que hace esa vuelta de tuerca que tanto nos gusta, que tanto nos identifica, o como a mi me gusta llamarla, tan grupera.
Pero también es un GRACIAS gigante a los valientes que deciden pringar un poco más en verano y embarcarse en una aventura de la que apenas conocen lugar y fecha, en su provincia o en otra, incluso en otro país, con otro idioma. Valientes maristas que decidimos hace unos años vivir con un estilo diferente.
Y aunque no pueda dejar de sentir tristeza, también me siento enormemente feliz por el regalo de haberlo podido vivir.

 

Igual esa es la magia de vivir todo esto tan intensamente, que si parpadeas te lo pierdes, que no hay opción de luego lo hago, o mañana estaré más descansada, porque es el aquí y el ahora. Y renovarse, para que la magia y la suerte de la CPA la viva más gente.
Y es que la CPA ya es familia, menudo equipazo de trabajo, cómo y cuánto he aprendido, las miradas cómplices, los besos, los abrazos, la presencia, la compañía, el intercambio de ideas... pero también es familia con los participantes, qué forma de implicarse, cómo nos ayudan, qué manera de participar y exprimir el encuentro, cómo construyen puentes sobre los ríos que separan dos idiomas...
He sido realmente feliz en todas estas situaciones...
Siento que mi corazón se ha dejado cachitos por rincones de España y de Europa ahora también, y eso es maravilloso, aunque no voy a negar que duele un poco.
Mi corazón es más Marchero y más Marista que nunca. Y mi familia aún más grande.
¡Ánimo a todos con las tareas por vuestras provincias y ciudades! El futuro marista está en buenas manos con gente como vosotros, creéroslo. Sigamos haciendo realidad sueños de aquellos que tenemos cerca".

Rosa Espejo Torres


 



Autor foto: 
Archivo CME.
Pie de foto: 
De izq. a dcha.: Anna, Laura, Rosa, Belén y Álvaro, miembros de la CPA.