Testimonio de Lucía

a.prieto | 16 Mayo, 2018

Para la tercera semana (que no última) nos esperaba un lugar inigualable, una antigua abadía del siglo XII donde el recogimiento y la tranquilidad nos han acompañado durante todo el tiempo. La acogida, tanto por parte del hermano Andreu y Ángel como de la comunidad de hermanos de Les Avellanes, fue inmejorable; como siempre, nos han hecho sentir como en casa y han estado pendientes de nosotros a todas horas. Compartir con ellos los espacios, comidas y, sobre todo, muchos momentos, han hecho de esta experiencia algo más que eso.


Testimonio de Marta

a.prieto | 15 Mayo, 2018

Ya de vuelta a las tareas de madre, profe, tutora y animadora del EAL, me veo buscando desesperadamente un ratito personal para responder a la tarea “endilgada” por nuestro buen amigo Ángel…
Una vez metida en faena no es fácil encontrar las palabras para describir los momentos vividos, la genialidad de los espacios, la complicidad de las miradas y las ganas de una 4ª o incluso 5ª semana de encuentro.


Testimonio de Gustavo Adolfo

a.prieto | 14 Mayo, 2018

Comenzaba la tercera semana del curso de formación de la función directiva, Mariaje desde León y yo desde Valladolid, hicimos el viaje en AVE y desde la estación nos dirigimos a Xaudaró. Primer reencuentro, que junto a los que se produjeron en menos de una hora, tuve la sensación, que sólo habían transcurrido unos pocos días desde la finalización de la última semana de formación. Ángel y Andreu siempre están ahí, pendientes de nosotros para que no nos falte de nada.